AngelBuquerin_ebook_gratis
     Volver  Contacto

¿Por qué esta página y por qué ahora?

El mercado del libro está sufriendo una transformación radical en estos tiempos.

A casi nadie se le escapa que la proliferación de dispositivos de lectura, ya sean e-book, Tablet o Smartphone, está haciendo que la balanza se incline, cada vez más claramente, hacia el lado digital, en detrimento del tradicional libro impreso en papel.

No voy a entrar a valorar las ventajas del uno frente al otro. En este caso, como siempre, será la preferencia de los consumidores, los lectores, la que terminará poniendo a cada uno en su lugar. 

Kindle    Ipad    Phone

Esta página pretende poner a disposición del lector la producción literaria del autor, directamente, sin intermediarios. Exclusivamente en formato digital.

Según datos facilitados recientemente por la AAP (Asociación Americana de Editores), en los Estados Unidos, las ventas de libros en formato digital se acercaron al 23% del total durante 2012. En España, se habla de que las ventas digitales representan un escaso 2% de la facturación total de las editoriales.

Este porcentaje, prácticamente testimonial, no se compadece con la penetración que están alcanzado los dispositivos de lectura entre los españoles. Gran parte de culpa la tienen las descargas ilegales. ¡No iba a ser menos la literatura que la música!

Y como ya ocurrió, hace unos años, con el formato MP3, la tormenta está pillando sin paraguas a la industria. Discográfica o editorial, que tanto monta.

Merece la pena hacer aquí un inciso para ponernos de acuerdo en la terminología. Se habla habitualmente de “e-book” para referirse al hardware, cuando éste es específico para lectura, como es el caso  de los dispositivos de tinta electrónica. El e-book sería, por tanto, uno más entre los diferentes dispositivos de lectura. La confusión se produce porque al fichero digital de una obra, también se le suele denominar “e-book”. No resulta extraño encontrar un titular de prensa que diga algo así como: “La venta de e-book´s creció un XX% durante el último año”. Sin embargo, tendremos que avanzar bastante en el artículo de prensa en cuestión, para llegar a tener claro si se está refiriendo a los ficheros digitales o a los dispositivos de lectura. Creo que la mejor solución es utilizar “lector de e-book” o “e-book reader” cuando la frase pueda generar alguna confusión.

Aunque los primeros lectores de e-book datan de hace casi una década, eran muy pocos los títulos digitales disponibles. Además, cada marca de lector que iba apareciendo, lo hacía también con un formato digital propietario y que era incompatible con las demás marcas.

Evidentemente, no era ésta la mejor situación para que un consumidor/lector medio se lanzase a adquirir un dispositivo, con el que no estaba muy seguro de lo que podría o no leer. No es hasta hace unos tres años, cuando la situación se comienza a clarificar. El número de formatos se va reduciendo y, en la actualidad, podemos hablar de dos, a lo sumo tres formatos, con los que se cubre la práctica totalidad de los dispositivos de lectura. Estaríamos hablando de EPUB, MOBI y FB2.  El formato más difundido y con mayor grado de compatibilidad, el PDF, no resulta sin embargo cómodo de utilizar, salvo en las pantallas de un ordenador convencional. Podéis encontrar más información sobre los diferentes formatos en la zona de descargas.

Coincidiendo  con esta reducción, se produce el gran despegue de los lectores de e-book (tinta electrónica). Fase de crecimiento en la que aún hoy nos encontramos. Paralelamente, puede decirse que 2012 fue el gran año de las Tablets. Si bien estos dispositivos no son específicos de lectura, su utilización con este fin va en aumento, sobre todo entre lectores esporádicos.

Los lectores habituales encontrarán que la experiencia de lectura resulta más agradable en un dispositivo de tinta electrónica, asemejándose a la lectura tradicional en papel. Para la vista, también es recomendable que la pantalla no esté retroiluminada, como es el caso de las  pantallas LCD de las Tablets, y el texto se visualice por reflexión de la luz ambiente.

En este artículo y en este otro, encontrarás más información sobre las diferencias entre leer en una pantalla con y sin retroiluminación.

Sin embargo, dentro de no mucho tiempo, comenzarán a aparecer dispositivos que ofrezcan las dos tecnologías: tinta electrónica y LCD retroiluminado. Los primeros prototipos han comenzado a verse hace apenas unos meses.

Arriba